jueves, 15 de junio de 2017

Entrevista a Nexus, organizador de Reinos de Thalesia

Tras el artículo anterior sobre el battle gaming en Estados Unidos, no he podido evitar revisar los borradores de artículos antiguos que no he publicado, tampoco he podido evitar pensar en lo que fue Thalesia y en lo que pudo ser. Y no me he resistido a mandarle un mensaje al organizador principal, Nexus, y hacerle una pequeña entrevista sobre el tema.
Ya os había hablado de este proyecto aquí, aquí, aquí y aquí.
Thalesia terminó de golpe, sin grandes explicaciones. Tras hablar un poco con organización pudimos ver que estaban muy sobrepasados por el tema y muy quemados con los participantes, así que les dimos las gracias, les animamos y les dejamos tranquilos.
Por nuestra parte hablamos con los demás grupos para intentar retomar el proyecto entre todos, pero la cosa fue bastante desastrosa. Uno de los representantes era totalmente absolutista, y un par de grupos sólo querían estilo Drachenfest y el resto les daba igual, así que al final todos desistimos y cada uno siguió por su lado.
Os dejo la entrevista que mantuvimos a lo largo de un día (ambos trabajamos y con distintos horarios, así que yo iba enviando preguntas y él iba contestando).

Si te parece lo mejor será que te vaya preguntando y a medida que respondas sigo el hilo. Creo que quedará más fluido y me permitirá preguntar mejor.

Ok. Te respondo a todo encantado, la única limitación es si no me acuerdo de algo, que hace ya un tiempo.

Pues lo primero, se que Thalesia está inspirada en Darkon, así que cómo conociste el evento y cómo se te ocurrió que podía funcionar en España?


Pues me gusta mucho tener un abanico amplio de información y de experiencias antes de decidirme por algo. Realmente conocí Darkon de la misma manera que cualquier otro evento Larp, a través de internet. Una cosa lleva a otra y me dispuse a conocer todo lo que pudiera del tema en diferentes países, modalidades, etc.
Para ser sincero nunca pesé si podría funcionar o no, simplemente tuve la idea, gracias a las muchas aportaciones que había conocido y me decidí a llevar a cabo el proyecto. Mi intención no era tener éxito, sino aportar algo nuevo, una alternativa de ocio.
Darkon es algo muy diferente a lo que se hace aquí, es lo más parecido a un wargame bien estructurado, con distintos escenarios sobre los que realizar la actividad. Sin embargo, nosotros estamos más acostumbrados a rolear, utilizar tramas personales, fichas de personajes y demás.
Además, la tendencia siempre ha sido la de que cada grupo o asociación tenga su propio rol en vivo, su ambientación. Todo lo contrario que en Darkon, donde todos los grupos colaboran con una misma actividad dentro de una misma ambientación. En aquel entonces, solo el Concilio de Herreros comenzaba a poner encima de la mesa el tema de unificar reglas que facilitasen la colaboración entre grupos de jugadores. Por lo tanto, creo que mi intención, como decía antes era más la de aportar algo nuevo que lograr el éxito.

En eso te entiendo perfectamente. Yo también suelo iniciar proyectos solo por el mero hecho de que creo que se pueden sacar adelante y que el resultado puede ser positivo y divertido para muchos, como es el caso de la Federación Española de Softcombat - Concilio de Herreros. Pero bueno, en ese proyecto estábamos unos cuantos y con bastante apoyo. Sin embargo en Thalesia siempre me pareció que os faltaba apoyo, gente que ayudara con tareas de gestión o que faltaba un buen soporte informático. Crees que eso fue determinante para que el proyecto no cuajase o, como has dicho, el Larp en España no está preparado todavía para estas dinámicas?

No tengo duda de que en España este modelo de Larp es imposible. Voy a ser muy crítico con esto, la gente de aquí no quiere ser una ficha más dentro de un wargame, necesita tramas personales, tener a un máster encima 24h y tener razón en todo porque su personaje es el mejor del mundo.
Mi idea inicial era la de un wargame sin fichas, muy al estilo de Darkon, pero mucha gente nos solicitaba el poder realizar tramas personales y aproximarnos al sistema de Drachenfest. Esto fue el fin definitivamente, porque la actividad no estaba pensada para esto y eso nos desbordó completamente. El sistema informático a mi modo de verlo fue excelente mientras no hubieron tramas personales ni fichas pero al introducirlas colapsó. Hay que tener en cuenta que aunque recibiéramos la información había que revisarla una a una.
Los motivos del fracaso fueron varios. Como ya he dicho, el que en España los eventos tipo wargame no funcionan y que fuimos desbordados por fichas, tramas y decenas de llamadas telefónicas diariamente. Sin embargo creamos un precedente, el que se podía conseguir unir a la práctica totalidad de grupos de softcombat en España bajo una ambientación común y que logramos que cientos de personas se conocieran.

Hace poco me he leído el reglamento de Darkon y el de Dargarth, y me pareen relativamente sencillos. Se podría haber adaptado un poco al estilo del que usan en Hijos de Rothgar (sin fichas ni personajes) y podría haber funcionado. Si la idea original era sencilla porque se pasó al reglamento Drachenfest y se habilitaron tramas personales? Crees que no se habría entendido o aceptado algo más simple estilo Darkon?

Cuando iniciamos Thalesia contactamos con muchos grupos de softcombat y aunque presentábamos un reglamento muy simple, desde bien temprano nos demandaron nuevas funciones, realizar fichas de personajes, abrir tramas...etc. Nuestra idea era que cada grupo pudiera "traer" su ambientación a Thalesia como un mundo abierto que era, pero utilizando ese reglamento de wargame simple que teníamos. Sin embargo, al parecer traer su ambientación supuso que solicitaran poder adaptar sus personajes que ya utilizaban, sus reglamentos, sus armas...etc. Quizás no lo explicamos bien o no se entendió, pero la realidad fue que en vez de que los jugadores se adaptaran a Thalesia, nos terminamos por adaptar nosotros a ellos. Habíamos empezado algo histórico, reunir a casi todos los grupos del softcombat, hasta los más minúsculos, estaban muy emocionados y queríamos dárselo todo. Pecamos al ceder tanto, al no ser fieles a nuestro reglamento inicial que ya se pensó para que no hubieran discusiones y acabó totalmente al revés. En nuestro interés porque se unieran todos los grupos, en mayor o menor medida algunos nos pedían algunos cambios para dar más peso a sus personajes, otros muchos cambios y otros hasta nos los exigieron.
En esta tesitura, comenzamos a negociar con cada grupo y obviamente eso tuvo resultados desiguales. Cada grupo terminó por seguir sus reglas.
En este sentido, he de asumir que al comenzar Thalesia teníamos varios objetivos, pero uno de ellos era que cada grupo aportara a una persona para crear una especie de Consejo. Ese órgano se encargaría de velar por el juego, por dirigirlo, resolver conflictos y crear nuevas reglas si era necesario. Sin embargo, nos encontramos con que de entrada mucha gente quería participar pero no aportar esa persona para "colaborar" con el proyecto, y segundo que las personas que asumieron esa función, obviamente eran personas que en ese momento que más visibilidad tenían dentro de este mundillo. Algunos se conocían y muchos ya tenían rivalidades históricas, por lo que optamos por crear ese órgano pero actuar nosotros como coordinadores sin que supieran que personas lo formaban. Nos importaban sus ideas, pero no queríamos que sus rencillas fueran un obstaculo. Supongo que no funcionó, porque terminaron por conocerse y entonces solo se vieron las diferencias y nadie trabajó por un proyecto común. Cada grupo intentó llevar el juego y las reglas a su terreno y como coordinadores quedamos desbordados.
Lo que proponía nuestro proyecto era muy simple. Trae tu Reino, tu ambientación a Thalesia, un mundo abierto y colaborativo. Realiza tus tramas, tu rol en vivo con tus normas a parte, por tu cuenta, como un contenido "extra". Y colabora con un wargame a nivel nacional para crear un mapa de asociaciones y grupos que puedan explicar su historia a través de ese mundo abierto. Thalesia se planteó como un juego geopolítico y militar. La persona al frente de un Reino tomaría decisiones sobre un tablero que podían llevar al enfrentamiento militar, en el que cada jugador sería un simple soldado. Pero sobre todo a disponer de un mundo permanente en el que cada uno tuviera su lugar, una "base" para sus roles en vivo y una escusa para relacionarse con otros grupos.

Cuándo se cerró el proyecto tratamos de hablar con los demás grupos para mantener el proyecto porque la idea es muy buena. Y como tú comentas varios grupos quisieron llevárselo para su estilo de juego ligado a las reglas de la Drachenfest, y uno en particular trato de hacernos entender cómo había que hacerlo e insistió en que siguiéramos sus criterios y órdenes, evidentemente no se pudo continuar. Han pasado casi 3 años y creo que igual os adelantasteis o no disteis con los grupos adecuados para asentar el proyecto. Qué cambios crees necesarios para que un proyecto así sea viable en la actualidad?

Entiendo lo que dices. Pero si pensamos en un mundo abierto para todos los grupos no podemos excluir a nadie. Tu sabes que hay varios "tipos" de softcombat, y quizás ya son irreconciliables. Desde luego si nadie pone de su parte o se trata de llevar hacia un lado u otro. En ningún momento se trató de suplantar otros eventos o reglamentos, lo único que queríamos era compartir un proyecto común. Hay gente que piensa que un reglamento es la panacea y que hay se puede hacer cualquier cosa, pero como todo, tiene sus cosas buenas y malas. El mejor reglamento para un proyecto común es uno simple y que sea aceptado por todos los que participan en él, no uno impuesto por uno de esos grupo. En nuestro afán por no dejar a nadie fuera de Thalesia, cedimos e hicimos concesiones que terminaron por acabar con el juego. Creo que es imposible que funcione porque no quieren que funcione. Con la experiencia de Thalesia, creo que la única forma de que funcione es eliminando todo el poder a los jugadores, más que nada porque es un wargame y deben sentirse como simples peones a las órdenes de sus generales en donde su pericia, disciplina y estrategia sea decisiva en una batalla. Algo que no es incompatible con tener "a parte" una ficha de personaje y tus tramas basadas en ese mundo pero fuera del juego, como un extra.

Igual no me he explicado. Personalmente creo que un proyecto grande debe comenzar con uno pequeño que vaya creciendo, por eso decía lo de comenzar con unos pocos grupos, y que luego se unan otros. Pero bueno, es solo una opinión. Te veo bastaste escéptico sobre las posibilidades de futuro de un proyecto así, pero lo entiendo. Por otra parte, sigues con el rev y/o el Larp?

El proyecto en sí no podía empezar de otra forma. Si hubiéramos empezado en una ciudad o provincia, el resultado sería que esos grupos iniciales tendrían mayor peso y ventaja que el resto. Queríamos empezar todos juntos. Soy absolutamente escéptico. Parece algo tabú, pero no tengo problema en decir que hay mucho egocentrismo y que muchos roles en vivo están destinados a elevar ese ego. Por lo tanto, no hay un interés real en compartir un proyecto de forma igualitaria con otros grupos. En todo caso, participar para demostrar que puedes someter a los demás, que como trama dentro del juego está genial, pero basarte en eso para la relaciones personales destinadas a crear un proyecto común pues no tiene mucho sentido.
Thalesia tuvo enormes repercusiones negativas en mi vida personal y decidí alejarme totalmente de este mundo. He reflexionado mucho sobre este tema y aunque tengo nuevas ideas, actualmente no hago nada en este ámbito.

Si te soy sincero me siento triste de haber perdido a alguien tan creativo y con tanto que aportar al mundillo, y lamento mucho que te afectara tanto. No obstante me alegro mucho de haber hablado contigo después de tanto tiempo. Muchísimas gracias por esta charla. No se si hay alguna cosa que quieras añadir.

No me habéis perdido. Sigo aquí. Este tiempo me he centrado en tener más estabilidad en mi vida, una casa, cuidar la pareja, estudiar y leer. Y más cosas. Ya sabes que tienes un amigo en mi. Solo añadir que no solo hubieron problemas, Thalesia fue un maravilloso proyecto de softcombat que hicimos entre muchos grupos y sirvió para crear nuevas colaboraciones. Creo que este es el camino que tenemos que seguir, más colaboración y menos peleas entre nosotros.

Es un buen epílogo, me gusta.
Lo cierto es que lamento que te pasara factura en lo personal. Conozco y comprendo la situación y sinceramente espero que ahora te vaya mucho mejor. A ver si te animas y te vienes a Versum antes de que lo deje yo .